El mundo en dos ruedas

Hay muchas personas escépticas acerca de utilizar las motocicletas como medio de transporte, bien sea para uso ordinario o para emprender paseos largos. Sus argumentos se fundamentan principalmente en el factor de la seguridad, debido a que deja a su conductor y a su eventual pasajero, muy expuestos a los elementos externos que podrían causarles daños.

Especialmente algunos padres tienen sus reservas en dejar que sus hijos manejen esa clase de vehículos, porque, aunado a las vulnerabilidades propias que representa dicha máquina, está la actitud que caracteriza a los jóvenes, ese ímpetu por realizar actividades que llamen la atención de los demás, su poco análisis de los riesgos y posibles consecuencias de asumirlos, etc.

Sin embargo, hay que reconocer que cualquier medio de transporte, incluso transitar a pie, tienen inevitablemente una cuota de peligro, cuyos resultados pueden ser tan nefastos o más graves que los producidos por manejar una moto. Por lo tanto, lo que se debe concientizar, independientemente, del modo que se use para movilizarse, es que ha de hacerse de manera responsable.

Consideraciones que deben adoptar los conductores de motos

  • La edad mínima para conducir una moto es de 16, previo a tener el carnet de circulación clase A1, con motos cuya cilindrada no superen los 125 cm3, la potencia no pase de 11Kw y su relación con el peso sea igual o por debajo de 0,1 Kw/Kg.
  • Solo es permitido llevar un pasajero a la vez.
  • Los ocupantes deben portar el casco, puesto correctamente en la cabeza.
  • Se aconseja también usar un chaleco con reflectores, especialmente de noche, guantes especiales y zapatos cerrados, preferiblemente de corte alto.
  • Hay que respetar todas las normas de tráfico terrestre.
  • Chequear con regularidad los niveles de aceite y refrigerante, así como también la presión de los neumáticos.
  • Ante la presencia de cualquier falla hay que reparar y bajo ninguna circunstancia salir con tales problemas.
  • Verificar las condiciones del tiempo, en virtud de que se trata de un vehículo en el cual los pasajeros están a la intemperie.
  • Utilizar repuestos confiables, incluso se pueden usar de segunda mano, siempre y cuando funcionen correctamente y estén garantizados, como los que ofrecen los desguaces legales admitidos por directorios especializados como desguacesdemotos.info.

Ventajas de andar en moto

  • Es un vehículo más económico para adquirir y después para mantener. Su consumo de combustible es significativamente menor en comparación a un coche.
  • Se pueden evadir con simplicidad algunos obstáculos, como por ejemplo el tráfico pesado.
  • Es fácil de aprender a manejar.
  • Hay quienes afirman que se disfruta mucho andar en moto, especialmente cuando se va de paseo.

Encuentra repuestos para tu coche con estos metodos

Ahora, en estos momentos, si estás delante de estas líneas, es porque seguramente estés buscando algún repuesto de segunda mano para tu coche. Pues bien, tenemos que decirte que estás de enhorabuena, ya que a continuación vamos a analizar los tres métodos que son para nosotros no solamente los más efectivos sino también los más eficientes. Es cierto que tenemos preferencias por unos sobre otros, pero en cualquier caso, si utilizas alguno de estos, estamos plenamente convencidos de que vas a encontrar el recambio que mejor se ajusta a tus necesidades y el presupuesto que tengas en ese preciso instante.

 

Como no podía ser de otra manera cuando hablamos de compra de repuestos de segunda mano, lo mejor es acudir a un desguace. Y no solo porque estás superficies cuenten con un gran catálogo de piezas de segunda mano sino porque a día de hoy, y con el objetivo de diversificar su negocio, han incluido un buscador de piezas de desguace on-line en sus páginas web, de manera que vas a poder encontrar todo aquello que necesitas. Y lo mejor de todo es que los precios de los repuestos que vas a encontrar en estos buscadores, son incluso menores a los precios de la superficie física. Una manera de ahorrar y de mantener tu coche en óptimas condiciones.

 

A continuación, tenemos que hablar de los talleres. Si bien es cierto que los talleres no se caracterizan precisamente por tener repuestos de segunda mano, tenemos que decir que no son pocas las ocasiones en las que un taller trabaja codo con codo con un desguace. De esta manera, si acudes a tu mecánico de confianza, este te va a poder asesorar sobre cuál es la pieza que mejor se ajusta lo que estés buscando. Ellos se van a encargar de todo. Con esto lo que queremos decir es que no tendrás que hacer ningún tipo de gestión para encontrar la pieza ya que ellos la van a realizar por ti. Es cierto que el precio será un poco más elevado en el resultado será óptimo.

 

Para terminar, vamos a hablar de una alternativa que a nosotros nos parece la menos aconsejable pero que es cierto que a muchas personas les ha dado un buen resultado. Se trata de los foros y revistas online que podemos encontrar por internet. Aquí tenemos el principal inconveniente de que tenemos que ser nosotros mismos los que cerremos un acuerdo personal con otra persona. Como ventaja nos encontramos con que los precios pueden llegar a ser un 80% más baratos que los precios que nos encontraríamos y adquirí éramos el repuesto original del fabricante.