¡Conoce la Vía de la Plata por Verín!

Por la provincia de Ourense pasan dos variedades, una por Laza y el otro por Verín. Esta ruta, de amplio valor natural, aún es inexplorada para muchos peregrinos a pesar de que su recorrido se sustenta en calzadas romanas.

En este artículo vamos a enseñarte sobre la Vía de la Plata por Verín.

¡Conoce la Vía de la Plata por Verín!

Vía de la Plata por Verín.

De ello dan fe las clínicas para peregrinos puestos en Verín. Monterrei, Xunqueria de Ambía, Albergues o Allariz así como las de documentaciones que avalan los aspectos de órdenes militares protectoras del Camino.

La de Santiago estaba en el rumbo por Laza, mientras que la orden de San Juan de Jerusalén (posteriormente, orden de Malta) tuvo un priorato en Allariz desde el año 1170.

La principal diferencia entre uno y otro ramales se halla en el kilometraje (214 kilómetros por Laza y 233 por Verín) y en la cantidad de peregrinos, con mayor influencia y notoriedad el que progresa hacia Laza.

En alguno de los dos casos hay rocosas subidas, bastante asfalto y sitios de amplio valor patrimonial.

Ambas opciones se unen antes de llegar a Ourense, capital termal de amplio bagaje jacobeo, para durar ya juntas hacia Cea, lugar de renombre por su pan, donde, de nuevo, salen nuevas elecciones.

La más usual es la seguida por aquellos viajeros que, como antaño, se descaminaban hacia el monasterio de Oseria, conocido como el Escorial Gallego, en busca de su hospitalidad.

Tras andar por las tierras del Deza, el Camino apura hasta Ponte Ulla, donde se roza el simbólico Pico Sacro, escena en que uno de los sucesos protagonizados por los discípulos del Apóstol.

La entrada a Santiago de Compostela se hará por el lado sur, sobre los vestigios de una vieja calzada medieval.

En estos tiempos son varios los reclamos para cubrir el trazado del Camino de la Plata.

La paz y la ausencia de masificación son dos de sus principales valedores.

En contraposición se encuentran las bastantes temperaturas de Ourense, sartén de Galicia y la soledad.

Por eso, el tiempo mejor para cubrirlo son los meses de mayo, junio, septiembre y octubre.

Como otros Hándicaps se sitúan el número de elevado de alojamientos, lo que exige a envolver muchos kilómetros en una jornada y en algunos tramos, la deficiente señalización.

Eso sí, es lógico que el desplazamiento atraviesa amplios espacios naturales de mucha belleza, y más vírgenes y autóctonos que los de otros planos; pisa la historia en varios puentes milenarios y confluye en localidades que logran una visita.

Esta Vía es muy buena pero si vamos con la agencias de viajes Santiago Ways sería mucho mejor.