Conoce al diamantero Nacho Luna y su popularidad creciente

El Nacho Luna diamantero es categorizado como uno de los mayores expertos en diamantes dentro del territorio español, también conocido como el diamantero encargado de los famosos de España. Nacido en Córdoba, una ciudad donde la joyería es muy importante, Luna se estableció como diamantero profesional.

Con más de veinte años de experiencia en una empresa de diamantes, el diamantero Nacho Luna inició un proyecto importante que se dio a conocer como Moon Diamonds, donde expuso su alto nivel profesional como un diamantero de alto nivel que era muy reconocido en todas partes.

Actualmente, es una de las personas con mayor referencia en la ciudad de Amberes, donde se extraen la mayoría de los diamantes hoy en día. De hecho, es considerada como la capital de los diamantes, ante la posibilidad de encontrar más del 80% de diamantes en bruto a través de ella.

Y es allí donde Luna estableció una de sus sucursales para convertirse en uno de los diamanteros profesionales de mayor demanda en la actualidad. Considerando que es uno de los lugares donde se llevan a cabo los diamantes más hermosos que se pueden ver hoy en día.

Es por esta razón que, cuando se trata de encontrar el diamante ideal, la mayoría de los españoles y grandes famosos de todo el mundo se atreven a buscar a Luna, gracias a la hermosura de cada una de sus piezas y al nivel de profesionalismo que tiene para convertirlas en grandes joyas preciosas.

La mayor importancia de un diamante es su tasación

Determinar el valor de un diamante está en el proceso de tasación, permitiendo que se tomen en cuenta ciertas características como la talla del diamante, su peso, la pureza que posee y el color que lo determina como una pieza de mayor valor que el resto de los diamantes.

Cuando hablamos de talla, nos referimos a las proporciones que cada diamante puede tener, considerando que un diamante bien tallado siempre proporciona un brillo bastante alto. En el caso del peso, se establece en quilates y no tiene el mismo equivalente al oro.

Además, la pureza hace referencia a los imperfectos que pueden encontrarse dentro del diamante, incluyendo cristales y otros tipos de características que evitan que un diamante sea completamente puro. De no tener ninguna impureza, se dice que el diamante no tiene defecto alguno.

También es importante tomar en cuenta el color del diamante, considerando que mientras más claro sea, mayor su valor. Aquellos diamantes que no poseen color son determinados como diamantes puros y todos los demás se encuentran en una escala establecida para determinar su valor por el color.

Y con la ayuda de un experto como el diamantero Nacho Luna, puedes encontrar el diamante que más se adapte a tus gustos, considerando que su proyecto Moon Diamonds posee una cartera de clientes de alta exclusividad ante los precios competitivos que posee en su compraventa de diamantes.