Redescubriendo las costas y sus calas

España tiene grandes riquezas naturales, de entre ellas sus costas son de ensueño. Probablemente unas son más conocidas que otras, sin embargo, todas tienen por igual maravillas para disfrutar solos o acompañados, y querer volver siempre por más. Algunas de ellas son:

Cala Blanca: pertenece a la costa oeste de Menorca, se caracteriza por la gran cantidad de senderos costeros y además tiene varias rutas para recorrer en bicicleta. Sus aguas cristalinas y tranquilas son perfectas para el buceo, sobre todo si se es principiante, igualmente es muy recomendable si se visita con niños. No se pierda de probar su gastronomía, como las trenzas de cordero, el queso Mahón y la ginebra menorquina.

Costa de Luz: en ella se ubican Cádiz y Tarifa, sus playas tienen diferentes lugares estupendos para visitar tanto en familia, como en pareja. Se practican varios deportes acuáticos, siendo el kitesurf el más popular; hay varias tiendas que alquilan los equipos para su práctica. Bien sea que quiera un día movido, disfrutar de una buena taza de café en la mañana o cerrar el día con una buena copa en la terraza, Costa de Luz tiene para escoger.

Cala del Soio: es un tesoro escondido en Altea, sus aguas son claras, apacibles, y no suelen ser muy visitadas, más que por los vecinos de las casas adyacentes. Muy cerca hay un pequeño puerto con un chiringuito, duchas y socorrista, también hay alquiler de equipos de kayaks y tablas de paddle. El coche debe dejarlo estacionado en el Jardín de Argentina y bajar hasta la cala, al adentrarse al agua tiene varias formaciones rocosas; no obstante, una vez superada esa línea es prácticamente una piscina.

Cala Estreta: localizada en Palamós, llegar hasta ella no es fácil, pero bien que merece la pena. No hay ningún tipo de construcción cerca; la cala se divide en dos, por medio de una formación rocosa y está rodeada de un bosque. Es perfecta para practicar esnórquel y alejarse del bullicio, debe llevar consigo alimentos y botiquín de primeros auxilios. Por lo escondida y poco visitada que es, se permite el nudismo.

Cerca de estas preciosas calas hay ciudades y pueblos en los cuales puede hospedarse, disfrutar de su gastronomía y sitios de interés, además de deleitarse en sus aguas. Es recomendable trasladarse en coche propio, así puede detenerse a voluntad a conocer lo que quiera durante el recorrido o alargar el plan hasta otras localidades.

En el camino pueden surgir toda clase de contratiempos, entre ellas alguna avería del vehículo, por lo que es bueno ir preparados. En línea hay varias empresas de despieces de coches, le sería muy útil hacer uso de ellas para abaratar el coste en la compra de repuestos, y así no perjudicar ni el presupuesto, ni el tiempo.