Refranes por categorias

Sabemos que existen muchos refranes y a veces nos vienen a la mente casi de manera automática, porque se asocian a las circunstancias que estén ocurriendo, o se asemejan a un individuo por sus actitudes, así que se asocian inconscientemente y se utilizan de forma pertinente. Pero para ampliar el conocimiento es oportuno saber que han sido clasificados acorde al mensaje que transmiten.

De acuerdo a lo anterior, podemos encontrar aquellos asociados a relaciones interpersonales como los de amor y amistad, pero también los hay alusivos a trabajos, negocios y dinero. Según la edad los que van dirigidos a niños, jóvenes, adultos y ancianos. Otro tipo de clasificación puede ser los que dan un consejo, una advertencia, o quizá un llamado de atención, tal vez una crítica. Por otra parte, están los que comparan con animales o con plantas.

En fin los hay de diversas categorías y para comprender un poco más esta división se anuncian algunos ejemplos:

Amistad:

  • “A buen amigo buen abrigo”: esto significa que si se consigue una verdadera amistad tendremos un apoyo valioso en el momento que se requiera.

Amor:

  • “A donde el corazón se inclina el pie camina”: a pesar de que somos seres racionales suelen prevalecer los sentimientos, los que condicionan nuestras acciones. Bien sea una motivación positiva o negativa lo que hacemos tiene impregnado nuestro sentir. Es muy evidente cuando estamos enamorados, pues somos capaces de muchas cosas por esa otra persona.

Consejos:

  • “A consejo malo campana de palo”: sabemos que las campanas son fabricadas en metal, por lo tanto, una de palo seguramente sería inútil, al menos para el propósito de sonar. De igual manera ocurre con los consejos, si no resultan buenos de nada nos servirán y lo mejor es desecharlo.

Negocios:

  • “A dineros dados o pagados brazos quebrados”: aquí se trata de prevenir el riesgo que implica pagar por adelantado algo, ya que es muy probable que la otra parte baje el interés porque ya obtuvo su ganancia. Por lo tanto, hay que saber cómo planificar el desembolso para que se cumplan los objetivos.

Crítica:

  • “A quien finge ser tonto ni dios lo quiere”: siempre hay individuos que pretender engañar a otros simulando que son inocentes, o que desconocen el asunto, o que no serían capaces de haber cometido ciertos errores. Es una forma de mentir, pero cuando son descubiertos pierden toda credibilidad.

Para quienes desean seguir investigando más refranes, y tenerlos precisados para repetirlos cuando así corresponda, pueden visitar la webrefranesysusignificado.com, es muy fácil de utilizar y además contemplan una breve explicación.