Una escapada en navidad

Aprovechando el puente de diciembre en el que se pueden disfrutar de cinco días de descanso en el trabajo, mi familia y yo salimos a dar un paseo por Granada, los planes eran sencillo, conocer la ciudad visitar la Alhambra y pasar unos días descansando y relajándonos, además contábamos con el buen tiempo que hacía por el sur y las temperaturas suaves que realmente son las que ya vamos echando de menos.

El viaje fue tranquilo, trescientos treinta kilómetros que hicimos con una parada a los doscientos para estirar las piernas y tomar un café. En la parada empecé a notar una pequeña vibración que el coche no tenía cuando salimos de casa pero no le di mucha importancia porque no era muy evidente.
La llegada a la ciudad de Granda fue en el tiempo estimado y sin incidencias, pero a mí se me había quedado un pequeño recelo con la vibración que había notado así que ese día recorrimos a pie las calles más cercanas al hotel, comimos en un restaurante y descansamos. Todo bien, ese día era festivo por lo que había mucha gente por todos sitios.

El día siguiente era laboral por lo que por la mañana temprano mientras la familia iba a hacer unas compras busque un desguace cercano en internet y llegué a http://www.desguacesgranada.com/ que estaba relativamente cerca del hotel.
Hablé con el señor del desguace y tras mirar el coche me dijo que no era nada importante de momento, pero que me aconsejaba revisar el coche cuando llegase a casa y que a poder ser lo revolucionara un poco a la vuelta para que soltara la carbonilla que se queda en el motor al quemarse el combustible.

Ya me quedé más tranquilo y pude disfrutar de los días que pasamos en Granada, conocimos la Alhambra, los niños reconocieron las escenas de la película Tadeo Jones dos  y se lo pasaron realmente bien, mi mujer y yo nos fuimos a un circuito termal bastante agradable mientras los n niños hacían unas actividades en el hotel y la verdad es que conseguimos relajarnos muchísimo.

Con mucha pena nos volvimos a casa un domingo con la esperanza de que llegaran pronto las próximas vacaciones o como poco el próximo puente para poder escaparnos de nuevo aunque solo sean un par de días. El coche lo llevé al taller el lunes y ya va como la seda de nuevo.